TEMPERATURA SUSTRATO

Todo lo relacionado con el cultivo, reproducción y control de plagas.
Responder
Avatar de Usuario
Julio
Mensajes: 383
Registrado: Mié Dic 14, 2005 1:45 pm
Ubicación: Córdoba (España)

TEMPERATURA SUSTRATO

Mensaje por Julio »

Hola a todos.
Hablando estos días de temperaturas, he querido seguir haciendo algunas mediciones que nos puedan orientar a la hora de tomar decisiones en el cultivo de nuestras plantas.

Temperatura mínima 07:30 hrs de la mañana. Sustrato 50% mineral, 50% orgánico.

Imagen

Un saludo

Avatar de Usuario
Julio
Mensajes: 383
Registrado: Mié Dic 14, 2005 1:45 pm
Ubicación: Córdoba (España)

Re: TEMPERATURA SUSTRATO

Mensaje por Julio »

Temperatura sustrato 15:00 hrs

Imagen

Avatar de Usuario
Julio
Mensajes: 383
Registrado: Mié Dic 14, 2005 1:45 pm
Ubicación: Córdoba (España)

Re: TEMPERATURA SUSTRATO

Mensaje por Julio »

Temperatura sustrato 19:30 hrs

Imagen

Avatar de Usuario
Julio
Mensajes: 383
Registrado: Mié Dic 14, 2005 1:45 pm
Ubicación: Córdoba (España)

Re: TEMPERATURA SUSTRATO

Mensaje por Julio »

Temperatura máxima (51/52 ºC) y mínima (27ºC)
Imagen

Avatar de Usuario
Jesus
Mensajes: 4076
Registrado: Mié Dic 01, 2004 10:29 am
Ubicación: Bormujos, Sevilla (España)

Re: TEMPERATURA SUSTRATO

Mensaje por Jesus »

Hola amigo.

Lo raro es que los cactus sobrevivan a estas temperaturas tan brutales, son un milagro de adaptación.

¿No tienes problemas con las raíces?

Yo intento sombrear las bases de las macetas, además tengo el invernadero orientado de forma que el sol lo coge al largo, lo que reduce la insolación lateral de las plantas. La punta del invernadero es un infierno, pero el resto está cómodo.
Imagen

Avatar de Usuario
Julio
Mensajes: 383
Registrado: Mié Dic 14, 2005 1:45 pm
Ubicación: Córdoba (España)

Re: TEMPERATURA SUSTRATO

Mensaje por Julio »

QUEMADURAS

Las quemaduras son algunos de los daños fisiológicos más comunes en las cactáceas de nuestras colecciones. Aunque en la naturaleza son normales, éstas estropean la belleza de nuestras plantas, o lo que es más grave, pueden incluso llegar a causar su muerte. Por tanto, si bien suelen ser habituales en la naturaleza, no quiere decir que no afecten a la salud de la planta.

Una quemadura no es más que la muerte de tejido vegetal producida por las altas temperaturas alcanzadas en el interior de las células que lo forman, provocando la coagulación del protoplasma y daños en la membrana, sobre todo por inactivación y desnaturalización, que llevan a la muerte celular. Además, estas heridas son potenciales puertas de entrada para multitud de agentes patógenos que podrían llegar a producir enfermedades mortales.

La temperatura teórica media que deben de alcanzar estas células para que ocurra lo anteriormente citado, es de 54 ºC (Carmona, 1998) aunque ésta variará considerablemente en función de la especie, grado de adaptación, así como condiciones ambientales y de cultivo.

Imagen
Imagen
Imagen

Es por esto que tras una larga estancia a la sombra o después de pasar el invierno fresco con luz suave, determinadas suculentas en cultivo sufren quemaduras al exponerlas de golpe a pleno sol o con los primeros rayos fuertes de la primavera. Por lo que una adaptación paulatina siempre será agradecida por nuestros cactus.

Otro criterio a tener en cuenta para evitar este tipo de daños por exceso de insolación, son las diferentes preferencias de cada cactácea al grado de exposición. Estas preferencias vienen dadas normalmente por las características del hábitat en el que prosperan de forma natural, como es el caso de las epifitas que crecen en zonas muy sombreadas por árboles o como ocurre con algunos Gymnocalycium, que viven en pastizales y están por tanto adaptados a posiciones más o menos resguardadas.

Así mismo, durante los primeros estadíos después de la germinación y en su etapa juvenil, (y en bastantes casos durante el resto de sus vidas), muchos cactus suelen vivir a la sombra de una planta nodriza o al amparo de rocas que los protegen de los implacables rayos del sol. Por ello es tan importante no exponer a las plantas jóvenes a fuertes insolaciones, ya que el peligro de quemaduras y muerte es alto; es igualmente aconsejable procurar un ligero sombreado a toda la colección, para evitar los rayos más dañinos en las “horas punta” de calor, sobre todo en la zona centro y sur de la península, donde los días de verano son extremadamente calurosos y las temperaturas mínimas no bajan de 22-23ºC, no dando tiempo a las plantas a refrescarse contrariamente a lo que ocurre en muchos hábitat de éstas, donde las temperaturas mínimas rondan pocos grados sobre cero.


La mayoría de los cactus son plantas que han evolucionado para poder sobrevivir a elevadas temperaturas, fuertes insolaciones y largos períodos de sequía. La principal adaptación es su metabolismo, que es conocido como CAM, mediante el cual se realiza la fijación de carbono durante la noche evitando de esta manera tener los estomas abiertos durante el caluroso y soleado día, lo que se traduciría en pérdida de agua, aunque esto en parte también haría que carecieran de esta refrescante acción para bajar su temperatura, y por tanto protegerse del efecto de los rayos del sol.

Esto unido a la necesidad del ahorro de agua, les ha obligado a adaptarse produciendo gran espinosidad y pilosidades, que además de ser hídricamente más económicas que sus antecesoras “las hojas”, son capaces de generar sombra y estabilizar una capa de aire relativamente gruesa alrededor de la epidermis. Por tanto es lógico pensar que los cactus inermes y con espinaciones débiles son mucho más propensos a las quemaduras que aquellos que por el contrario presentan abundantes espinas y mucha pilosidad, siendo estos últimos mucho más exigentes en cuanto a la cantidad de radiación solar recibida.

Otras adaptaciones a las fuertes insolaciones y altas temperaturas, son las gruesas capas de cera y los tricomas, que evitan la pérdida de agua y reflejan la luz incidente sobre la epidermis.

Los cactus más evolucionados para sobrevivir en condiciones inhóspitas tienen formas redondeadas que resultan ideales, ya que exponen a la inclemente climatología una mínima superficie externa mientras disponen del máximo volumen interno para almacenar reservas.
Además, las costillas, y sobre todo los pezones transforman al cactus en una especie de acordeón, capaz de desplegarse al máximo para acumular agua y reservas, así como plegarse hasta el extremo, disminuyendo así su superficie de evapotranspiración, número de estomas y superficie expuesta al sol.

Sin embargo el hecho de que las plantas soporten el pleno sol no quiere decir que lo necesiten, ni tampoco que les sea beneficioso.

Cuando el cactus está deshidratado es mucho más propenso a las quemaduras. Si está bien hidratado amortigua mucho mejor los cambios bruscos de temperatura, debido al alto calor específico del agua y al aumento de peso del mismo que aumenta la inercia térmica.

Imagen

Antigua quemadura apical en Ferocactus glaucescens

Otros motivos que pueden hacer que la epidermis de estas suculentas se queme están normalmente asociados al cultivo:

Debemos tener muy en cuenta que las plantas cultivadas en macetas son mucho más sensibles a las altas temperaturas y a los rayos del sol, ya que se calientan mucho más que aquellas otras que crecen en el suelo.
Tendremos que tener especial cuidado con las cactáceas cultivadas en invernadero. Éste debe estar perfectamente aireado, ya que de lo contrario la combinación con altas insolaciones podría ser fatal, sobre todo en especies cuyo hábitat está a considerable altura y que a pesar de estar acostumbradas a una fuerte intensidad luminosa, ésta siempre viene acompañada de aire fresco.
Las plantas en invernaderos, al igual que las situadas tras el cristal de una ventana, corren el riesgo de sufrir quemaduras si se encuentran demasiado cerca de éste, ya que la luz es modificada al traspasarlo y puede llegar a ser dañina.

Algo muy parecido ocurre con el “efecto lupa” producido por el agua sobre la epidermis de las plantas, por lo que habrá que evitar mojar los cactus mientras reciben los rayos del sol de forma directa.

Un exceso de agua en la planta también puede estropearla, debido a la excesiva turgencia de las células de la epidermis que las hacen mucho más sensibles a las radiaciones solares.

También el ángulo de incidencia de los rayos del sol, que varía durante todo el año, puede hacer que en algún momento caigan perpendicularmente sobre una determinada zona epidérmica, aumentando de esta forma la probabilidad de provocarle quemaduras. Es por esto, que la mayoría de los cactus han adquirido evolutivamente formas cilíndricas o globulares, en las que la superficie donde los rayos del sol inciden perpendicularmente es mínima y varía rápidamente.

Por último, solo comentar que el cactus suele advertirnos del exceso de sol recibido mediante el aumento de unos pigmentos llamados betacianinas, que confieren a la epidermis una tonalidad rojiza que se supone que le proporciona cierta protección.


Imagen
Notocactus ottonis coloreado por exceso de insolación.


De todas formas siempre es mejor prevenir que curar, por lo tanto conviene adaptar poco a poco nuestras plantas, sobre todo tras el reposo invernal y con los primeros rayos fuertes de la primavera, así como a aquellas nuevas plantas que crecían en viveros con menor insolación o aquellas otras que han pasado largas temporadas a la sombra.

Incluso así, siempre habrá alguna planta que se queme a la que no debemos despreciar o eliminar por esta circunstancia, ya que estas heridas aunque no desaparecen, terminan perdiéndose en la parte baja del cactus a medida que éste va creciendo; de no ser así, al menos nos servirá como referente para recordarnos que fue lo que se hizo mal y de esta manera no volver a repetirlo.

Bibliografía

FITOTECNIA – E. Carmona y otros (1998)

Avatar de Usuario
Lorette
Mensajes: 5309
Registrado: Mié Jul 20, 2005 7:47 pm
Ubicación: La Gran Sabana-Venezuela

Re: TEMPERATURA SUSTRATO

Mensaje por Lorette »

¡Excelente artículo Julio! :smt045
Muchas gracias :smt023

Avatar de Usuario
Julio
Mensajes: 383
Registrado: Mié Dic 14, 2005 1:45 pm
Ubicación: Córdoba (España)

Re: TEMPERATURA SUSTRATO

Mensaje por Julio »

He estado regando con temperaturas dentro de la pérgola de 44 ºC y de momento no hay bajas, dos riegos concretamente. Las plantas han seguido trabajando ya que han sido capaces de absorver agua.
Creo que hubiera sido más contraproducente no regar, que las plantas más delicadas perdieran las raices y tras un riego, se pudrieran.
Un saludo

Avatar de Usuario
Lorette
Mensajes: 5309
Registrado: Mié Jul 20, 2005 7:47 pm
Ubicación: La Gran Sabana-Venezuela

Re: TEMPERATURA SUSTRATO

Mensaje por Lorette »

¿Por qué forma de riego optaste finalmente ?
¿Aspersión superficial o riego profundo? :roll:

Julio escribió:
Creo que hubiera sido más contraproducente no regar, que las plantas más delicadas perdieran las raices y tras un riego, se pudrieran.
Yo le tengo terror a la combinación calor/humedad :smt103 . En mi caso particular es el punto de partida de las grandes hecatombes.

Saludos

Responder